miércoles, 16 de marzo de 2011

Unidad 2 Edad Media-Renacimiento

Edad Media

La Edad Media o Medioevo es la etapa de la historia occidental que abarca desde el siglo V hasta el XV. Aunque no tiene fechas específicas de inicio y final, su inicio se sitúa convencionalmente en el año 476 con la caída del Imperio Romano de Occidente y su fin en 1492 con el descubrimiento de America o en 1453 con la caída del Imperio bizantino.

Se suele dividir en dos grandes períodos: Alta Edad Media (siglo V al X) y Baja Edad Media (siglo XI al XV).

Se tiene una falsa idea de esta época como una etapa de la historia "obscura", de retroseso intelectual y cultural.
Lo que es muy real es que fue una etapa en la que se vivio una clara inseguridad endémica, violencia, brutalidad de guerras e invasiones, además de constantes epidemias y situaciones que se podrían caracterisar como apocaliptícas. Sin embargo, en este periodo acontecieron hechos y procesos de gran importancia, de hecho muchos de estos acontecimientos dieron pie al futuro desarrollo de la posterior expansión europea y el nacimiento de la siguiente clase social, que sería un hito radical para el cambio en la sociedad occidental, la burgesía.

Es importante recalcar que no se puede hablar de Edad Media en otras culturas, es un período escepcífico de la sociedad occidental, más especificamente, Europa.



Surgio en esta etapa el feudalismo, se podría decir que la caracteristica más asociada en esta etapa. El feudalismo fue el sistema social establecido en la época. Un señor Feudal era una especie de terrateniente, el sistema feudal se basaba en el pago de tributo al Señor Feudal a cambio de protección, es asi que el territorio de Europa se divide en pequeñas ciudades llamados "feudos", basicamente era una porción de tierra amurallada con un castillo, en donde generalmente vivía el señor feudal o el rey, ahi habitaban diversas familias.




Después de que la caída del Imperio Romano, comenzo una etapa de desconcierto en general, llena de desorden, en donde la guerras y apariciones de nuevas civilizaciones era el común denominador. Sin embargo algo prevaleció, la religión. La iglesia cristiana siguió en pie a lo largo de Europa. Es entonces cuando aparece el pacto Iglesia-Estado, en donde la Iglesia apoyaría al futuro gobernante, aprovechandose de su influencia, exponiedolo ante el pueblo como el gobernador elejido por Dios mismo, a cambio de diversos beneficios para la Iglesia.

Es así como la Iglesia commienza a ser una institución tanto fuerte, poderosa y rica, que practicamente guío la vida en esa epoca. El aservo cultural se reservo exclusivamente para la Iglesia y su miembros, fue en los conventos en donde se crearon las grandes bibliotecas, en donde se archivaron los conocimientos tanto griegos como romanos entre otros. El único acceso a la cultura en ese momento era mediante la Iglesia, por lo tanto no nos debe sorprender que la mayoría de los filosófos y grandes pensadores de la epoca eran religiosos.

La ciencia en la edad media estaba encaminada a lo religioso y a Dios, por la obvia influencia de la Iglesia en la epoca. Los cientificos de la epoca, aunque no se llamaban así, intentaban mediante la ciencia explicar a Dios. Hay tres pirncipales pensadores que aportaron algo a la Psicología de la época.





Alta Edad Media

Abarca de los siglos V al X. Los pueblos germanicos fueron los que conformaron la nueva personalidad a la Europa Occidental durante la Edad Media. Antes de la caída del Imperio Romano, estos pueblos ya tenían grandes avances en cuestiones ecónomicas, sociales y culturales. 

Es así que civilizaciones como la de los  visigodos, francos, ostrogodos entre otros comienzan a surgir. Las constantes invasiones de estos pueblos "bárbaros", considerados asi por el Imperio Romano, debilito al mismo, al grado que al final estos pueblos comenzaron a tener su propia autonomía. Aparecen los reyes, un intento de Emperador Romano, el respeto a los mismos se fortalecio por el apoyo de la Iglesia a la sacrilización. 

El cristianismo comenzó a expandirse entre los bárbaros, el latin junto con la religión hicieron que muchos rasgos de la civilización clásica permanecieran. El Imperio Romano de Oriente seguía vigente, y de hecho en su mayor apogeo economico, social y cultural. 

Comienza a aparecer el vasallaje y el feudo, claves para el feudalismo. Con el tiempo se estableció una sociedad organizada de manera estamental, nobleza, clero y pueblo llano.

SAN AGUSTÍN 

Nació el 13 de noviembre del 354 y murió en el 430. Fue el pensador más importante de la Alta Edad Media, representativo de ella y uno de los cuatro Padres más importantes de la Iglesia latina.

 En 383 partir para Roma, la capital del Imperio. Su madre quiso acompañarle, pero Agustín la engañó y la dejó en tierra (cf. Confesiones 5,8,15). En Roma enferma de gravedad. Tras restablecerse, y gracias a su amigo y protector Símaco, prefecto de Roma, fue nombrado "magister rhetoricae" en Mediolanum (la actual Milán. Fue en Milán donde se produjo la última etapa antes de su conversión: empezó a asistir como catecúmeno a las celebraciones litúrgicas del obispo Ambrosio, quedando admirado de sus predicaciones y su corazón. Entonces decidió romper definitivamente con el maniqueísmo.

Leyó y conoció de memoria muchas obras de filósofos, entre ellas estaban las de Cicerón, Varrón, Séneca, Plotino y Porfirio. Sintió preferencia por los neoplatónicos que ejercieron una gran influencia en él, pero a los que corrigió. Esta predilección se basó en considerarles los filósofos clásicos más cercanos al cristianismo y por haber dado vida a una enseñanza común de la verdadera filosofía. Los principios que componen y en los que se inspira la filosofía de San Agustín son la interioridad, participación e inmutabilidad.
Con el primero hace una invitación al sujeto para que se vuelva a sí mismo, pero no para pararse en el sujeto, sino para que se dé cuenta de que en él hay algo más que lo trasciende. La mente humana está en relación con las realidades inteligibles e inmutables. Con este principio demuestra la existencia de Dios, prueba la espiritualidad del alma y su inmortalidad y además da una explicación psicológica de la Trinidad.
El segundo principio podemos enunciarlo así: todo bien o es bien por su misma naturaleza y esencia, o es bien por participación; en el primer caso es el Bien sumo, en el segundo caso es un bien limitado. Esta participación puede ser: la participación del ser, de la verdad y del amor.
En cuanto a la inmutabilidad, el ser verdadero, genuino y auténtico es sólo el ser inmutable. No existe de alguna forma o en cierta medida, sino que es el Ser. Este principio vale para distinguir al ser por esencia del ser por participación.

La filosofía agustiniana se centra en dos temas esenciales: Dios y el hombre.
  1. Dios. Para llegar de la mente a Dios primero tenemos que preguntar al mundo, después volverse hacia uno mismo y por último trascenderse. El mundo responde que él ha sido creado y el itinerario continua; se procede a la ascensión interior, y el hombre se reconoce a sí mismo intuyéndose como ser existente, pensante y amante. Puede por ello ascender a Dios por tres vías: la vía del ser, de la verdad y del amor. Se trata de trascenderse a uno mismo, de poner nuestros pasos "allí donde la luz de la razón se enciende". Ahora bien, llegaremos a un Dios incomprensible, inefable. Este Dios es el ser sumo, la primera verdad y el eterno amor.
  2. El hombre. Agustín explora su misterio, su naturaleza, su espiritualidad y su libertad. Es un grande profundum y una magna quaestio.
El compuesto humano está formado por el cuerpo y el espíritu. A pesar de lo que se dice de él, superó el espiritualismo helénico. La cárcel del alma no es el cuerpo humano, sino el cuerpo corruptible; el alma no puede ser sin él dichosa. Ésta fue creada de la nada.
La tesis fundamental que ayuda a entender el misterio del hombre es su creación a imagen de Dios, que es propia del hombre interior, de la mente. Pero ha sido deformada por el pecado y será la gracia la encargada de restaurarla.
El hombre sólo adhiriéndose al ser inmutable puede alcanzar su felicidad. En este encuentro de Dios y el hombre, Agustín examina la delicada cuestión de la gracia y la libertad.
Agustín defendió la libertad contra los maniqueos y la existencia de una sola alma y una sola voluntad: era yo mismo quien quería, yo quien no quería; yo era yo. Por último, también exploró el tema de las pasiones, reduciéndolas a la raíz común del amor. En las pasiones advierte tres posibilidades: ausencia de pasiones, orden en las pasiones y desorden o concupiscencia, la cual le hace llegar a una guerra civil.

A los grandes problemas del ser, conocer y amar, le da tres soluciones, que son la creación, la iluminación y la sabiduría o felicidad.

  1. Creación. Explica el problema del origen de las cosas, diciendo que Dios creó todas las cosas de la nada. Existen tres maneras de proceder una cosa de otra: por generación, por fabricación o por creación. Esta última sólo es capaz de hacerla Dios.
    La creación ha tenido lugar en el tiempo. Dios crea de la nada y crea según razones eternas (ideas ejemplares existentes en la mente Divina). Pero no todo es creado de la misma manera, Dios ha creado todo simultáneamente, pero unas cosas las ha creado en sí mismas y otras virtualmente, en sus gérmenes invisibles. Esta es la teoría de las rationes seminales.
    Todas las cosas son buenas porque las ha creado Dios, y las ha creado porque ha querido. Por ello el mal no puede ser una sustancia sino que es defecto, privación. Hay dos especies de mal: el mal que el hombre sufre contra su voluntad y el mal que comete voluntariamente. El primero es el mal físico y el segundo es el mal moral. Los dos provienen de la deficiencia de la criatura. Sin embargo Dios no es la causa de ningún mal, solamente lo permite, ya que Él puede sacar bien del mal.
    Otro tema es el del tiempo, éste es un “enigma intrincadísimo”. Podemos decir que es una distensión del alma que recuerda, intuye y aguarda.
  2. Iluminación. Nuestra iluminación es una participación del Verbo, es decir, de la vida que es luz de los hombres. Dios, causa del ser, es también luz del conocer. Los hombres percibimos la verdad de nuestras afirmaciones en la verdad inmutable. El alma intelectiva es capaz de contemplar las cosas inteligibles en una luz incorpórea especial, la verdad inmutable. Así pues, la mente humana es iluminada divinamente y esto es el fundamento de la certeza de nuestros juicios.
    Por último, podemos tener tres especies de conocimiento: el corporal, espiritual y el intelectual.
  3. La felicidad. El hombre obtiene la felicidad de Dios y esta felicidad es Dios mismo. Para él la felicidad es el gozo de la verdad y no puede ser dichoso quien no posee lo que ama, pero dichoso es sólo quien posee todo lo que quiere y no quiere nada malo. Otro paso más, no hay felicidad verdadera si no es eterna. Por eso sólo Dios, y no los bienes temporales, puede hacernos felices. Sin embargo aquí sólo poseemos la felicidad en esperanza.
    San Agustín diferencia las cosas que deben ser amadas por sí mismas, como un fin al que llegar y del que gozar y las cosas que son medios para el fin y de las que solamente debemos servirnos. Si nos quedamos en los medios nunca llegaremos a poseer la verdadera felicidad. La historia será así el contraste dramático entre dos amores: de sí y de Dios. Dependiendo del amor que elijamos llegaremos a ser felices o no.
El tiempo es creación de Dios, antes de crear el cielo y la tierra no había tiempo. Este implica un pasado, un futuro y un presente. Pero el pasado ya no existe y el futuro aún no es. En cuanto al presente es un continuado dejar de ser, un continuo tender hacia el no ser.
Agustín acabará concluyendo que el tiempo existe en el espíritu del hombre, porque es donde se mantienen presentes el pasado, el presente y el futuro. Por ello los tiempos son tres: El presente del pasado, el presente del futuro y el presente del presente. No reside en el movimiento sino en el alma.



Baja Edad Media

Abarca de los siglos XI al XV. Es la Edad Media como tal, es decir en su plenitud. Comenzó un rápido desarrollo económico, demográfico y social en Europa. Europa comienza su expansión tanto cultural como militarmente con las cruzadas.

El feudalismo se expande y se desarrolla casis in limites de expansión. Europa se llena de monasterios. Las personas que no entran en el feudo, se lanzan como exploradores a tierras sin cristianizar, asi se logra una expansión descomunal. Las rutas comerciales y las ferias nacen y se desarrollan.

El período fue más estable respecto a las guerras, aunque no hubo ningun periodo de paz prolongada, lo que ayudo al sistema feudal en la cuestipon agrícola.

Aparce la burguesía, surgiendo en el entorno de las ciudades debido a la exigencia de artesanías y productos de distancias lejanas, estas comunidades alrededor de los feudos se les llama "burgos", la burguesía se encargo de presionar al poder politíco para la apertura económica. Los burgueses se consideraban como hombres libres al estar fuera del sistema feudal. Gracias a la burguesía se desarrollo el comercio y el capitalismo.

Aparecen las primeras Universidades en Europa, primeramente para el estudio de la medicina, derecho y la teología,  la escolástica fue la corriente dominante del pensamiento de la epoca, se baso en la coordinación de la fe y razón, aunque en general siempre suponía la sumisión de la razón a la fe



SANTO TOMÁS DE AQUINO 

Nacido a finales de 1224 o inicios de 1225.  teólogo y filósofo católico perteneciente a la Orden de Predicadores, y es el principal representante de la tradición escolástica, y fundador de la escuela tomista de teología y filosofía.

La obra escrita de Tomás de Aquino es inmensa. Sus obras más extensas, y generalmente consideradas más importantes y sistemáticas, son sus Sumas: la Summa Theologiae, la Summa contra Gentiles y su Scriptum super Sententias.

El pensamiento del Aquinate partía de la superioridad de las verdades de la fe, sin embargo, ello no le impidió presentar a la filosofía como un modo de conocimiento plenamente autónomo capaz de por un lado, concordar armónicamente con la teología y, por el otro, de tratar de forma independientemente los más diversos aspectos de la realidad.

Se puede analizar su pensamiento de acuerdo a dos etapas:
Primera (1245–1259). En este período predominan las influencias Platónicas (Avicena y Alberto Magno) y las neoplatónicas (Agustín de Hipona y el Pseudo Dionisio).
Entre las obras más importantes de esta etapa podemos destacar: los comentarios a las obras de Pedro Lombardo, Boecio (Sobre la Trinidad), el opúsculo titulado De ente et essentia y el libro primero de la Suma contra Gentiles. La función de esta obra era servir de apoyo a los predicadores que tenían que discutir con judíos y musulmanes, valiéndose de argumentos racionales y filosóficos sin tener que basarse sólo en la fe.
Segunda (1259–1273). Sin cambiar su pensamiento precedente, domina en el filósofo el pensamiento aristotélico, logrando una síntesis entre platonismo y aristotelismo. Así comenta ampliamente la Ética a Nicómaco.
En este momento la universidad de París atraviesa un momento de gran inestabilidad que se manifiesta en la pugna entre franciscanos, de orientación agustiniana, y los dominicos, con fuertes influencias aristotélicas.
Tomás de Aquino realiza en esta etapa toda una síntesis de los problemas filosóficos más discutidos (fe–razón, creación, política). Entre sus obras podemos destacar: finaliza la Suma contra los gentiles, cuestiones disputadas sobre el mal, sobre el alma, opúsculos contra los averroístas, como De aeternitate mundi y el De unitate intellectus. La obra más importante de Tomás de Aquino es la Summa Theologiae (1265–1272), en la que logra una sistematización entre teología y filosofía.

Santo Tomás se aboco más que nada a las ciencias naturales.

Definio tres tipos de almas tal como lo hizo Platón:

1...Racional: Encargada de la cognición, conocer, saber más, apetito intelectual

2...Sensitiva: Apetito Sensitivo, gobernada por los sentidos divididos en externos e internos.

3...Vegetativa: Encargada de la nutrición, crecimiento y reproducción.

El alma más simple sería la Vegetativa, y la más compleja la Racional. La Sensitiva abarcaria además las caracteristicas de la Vegetativa, y la Racional abarcaria todas.


Fin de la Edad Media

Alrededor de los siglos XIV y XV. Comienza un agotamiento de los rasgos medievales frente a sus sustitutos modernos. El principal factor fue la aparición del capitalismo.

Aparecen nuevas ideas tanto en la religión, permitiendo la apertura de nuevas congregaciones religiosas, como en la sociedad, mucha gente comenzo a adquirir cierto capital, y comenzo a invertir en empresas o productos para el comercio.




GUILLERMO DE OCKHAM

Nació en 1290 y murió en el 1349. Acabo con la escolástica  y revive el Empirismo.
Fue un fraile franciscano y filósofo escolástico inglés, oriundo de Ockham, un pequeño pueblo de Surrey, cerca de East Horsley. Como franciscano, Guillermo estuvo dedicado a una vida de pobreza extrema. Occam murió a causa de la peste negra. 

Renacimiento

Es el nombre dado a un amplio movimiento cultural que se produjo en Europa Occidental en los siglos XV y XVI. Sus principales exponentes se hallan en el campo de las artes, aunque también se produjo una renovación en las ciencias, tanto naturales como humanas.
El Renacimiento es fruto de la difusión de las ideas del humanismo, que determinaron una nueva concepción del hombre y del mundo.
El nombre renacimiento se utilizó porque éste retomaba los elementos de la cultura clásica. El término simboliza la reactivación del conocimiento y el progreso tras siglos de predominio de un tipo de mentalidad dogmática establecida en la Europa de la Edad Media. Esta nueva etapa planteó una nueva forma de ver el mundo y al ser humano, el interés por las artes, la política y las ciencias, revisando el teocentrismo
 medieval y sustituyéndolo por cierto antropocentrismo.

Se carazteriza por el "humanismo", la ciencia se centra en el hombre, ya no en Dios, el hombre es la creación perfecta.

En esta época se da un fuerte avance en la ciencias, pero no hay mucho para la Psicología.


Ockham ha sido llamado "el mayor nominalista que jamás vivió", su homólogo en el bando realista, han sido considerados por algunos como las dos «mentes especulativas más grandes de la Edad Media» entre los pensadores pertenecientes a la escuela franciscana. Por ello, se ha escrito que son dos de los metafísicos más profundos que jamás vivieron, honor que comparten con otros autores medievales como Agustín de Hipona, Alberto Magno, Tomás de Aquino, Buenaventura, Nicolás de Cusa o Giordano Bruno (cfr. cualquiera de las ediciones de la conocida obra de E. Gilson, Historia de la filosófía Medieval). En sus razonamientos hizo frecuente uso del principio de economía de entes, conocido en el ámbito cultural anglosajón como principio de parsimonia; por ello, aunque es muy anterior a él -ya lo utilizaban los antiguos griegos y aparece en el Organon aristotélico-, fue bautizado como navaja de Ockham. La formulación de esta máxima que realizó Bertrand Russell en los Principia, establece que si un fenómeno puede explicarse sin suponer entidad hipotética alguna, no hay motivo para suponerla. Es decir, siempre debe optarse por una explicación en términos del menor número posible de causas, factores o variables.
Pionero del nominalismo, algunos le consideran el padre de la moderna epistemología y de la filosofía moderna en general, debido a su estricta argumentación de que sólo los individuos existen, más que los universales, esencias o formas supraindividuales, y que los universales son producto de la abstracción de individuos por parte de la mente humana y no tienen existencia fuera de ella. Ockham es considerado a veces un defensor del conceptualismo más que del nominalismo, ya que mientras los nominalistas sostenían que los universales eran meros nombres, es decir, palabras más que realidades existentes, los conceptualistas sostenían que eran conceptos mentales, es decir, los nombres eran nombres de conceptos, que sí existen, aunque sólo en la mente.
En lógica, Ockham trabajó en dirección a lo que más tarde se llamaría Leyes de De Morgan y lógica ternaria, es decir, un sistema lógico con tres valores de verdad, concepto que sería retomado en la lógica matemática de los siglos XIX y XX.

En resumen Ockham de nuevo busca pruebas de todo. Todo requerimiento requeria pruebas o justificación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada